miércoles, 1 de junio de 2011

Carta a la Comisión de Minería - Diputados de la Nación

Ciudad de Buenos Aires, 31 de mayo de 2011
 
Señores Diputados,
Miembros de la Comisión de Minería
Cámara de Diputados de la Nación
 
Referencia: Proyecto de Ley. Expediente 7801-D-2010
Trámite parlamentario 160 (22/10/2010)
Ciudad de Río Turbio, Provincia de Santa Cruz. Declárese Capital nacional del
carbón
 
Utilizar carbón para producir electricidad es una pésima opción ambiental, económica y energética. En el actual contexto de crisis climática representa un verdadero despropósito. El sector energético es el responsable de la mayor cantidad de emisiones de dióxido de carbono (CO2), el principal gas de efecto invernadero responsable del cambio climático por lo que es el combustible prioritario a ser reemplazado por otras fuentes de energía limpias para mitigar el calentamiento global.
 
Nuestro país cuenta con una de las peores ofertas energéticas de la región, ya que dependemos en un 90% de combustibles fósiles. A pesar de que la Argentina cuenta con ventajas insuperables para el desarrollo de energías limpias y renovables, especialmente en la Patagonia, en el plan nacional se sigue profundizando un modelo basado en los combustibles fósiles. Éste es el caso de la Central Termoeléctrica de Río Turbio (CTRT), el primer paso de un plan nacional para expandir el uso del carbón en el equivalente a por lo menos 12 centrales como esta.
 
La Central de Río Turbio representa una verdadera "usina” de cambio climático, ya que emitirá cerca de 2 millones de toneladas anuales de CO2, lo que deja sin efecto el beneficio ambiental logrado con el reemplazo en todo el país de las lámparas incandescentes por lámparas de bajo consumo, proyecto adoptado a través de la
Ley 26.473, impulsada por el Gobierno Nacional y aprobada en 2008 por el Congreso de la Nación. Además del CO2, la combustión del carbón emitirá 230 kilogramos de mercurio por año y junto a esto generará emisiones de dióxido de azufre (SO2) y óxidos nitrosos (NOx), causantes de lluvia ácida además de residuos
contaminantes entre otras consecuencias.
 
La Central Termoeléctrica de Río Turbio además, cuenta con varias irregularidades y datos a destacar:
 
1) Ni las autoridades nacionales ni provinciales, ni la empresa española Isolux (encargada de la obra) han dado explicaciones aún por el pago de 142 millones de dólares por la construcción de la Central Térmica de Río Turbio, emitidos el 27 de diciembre de 2007, casi un año antes de que la empresa presentara el Estudio de Impacto Ambiental exigido por la Ley General del Ambiente. Esto demuestra que la obra estaba aprobada más allá de lo que arrojase el Estudio de Impacto Ambiental y la Audiencia Pública.
2) El dictamen técnico emitido el 2 de septiembre de 2008 que evalúa el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa, describe 50 puntos en los que la información es incompleta, incorrecta o se sugiere
revisión o cambios. Aún así la obra comenzó su construcción y al día de hoy no se ha tomado la sugerencia del dictamen en cuestión.
 
3) Las omisiones en el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa y objetado por el propio Estado, demuestran los impactos locales y regionales que la CTRT ocasionará a las poblaciones, áreas protegidas, glaciares, superficies agrícolas, áreas pesqueras, etc. Estas omisiones no son un descuido, sino que intentan ocultar los perjuicios que sufrirán los habitantes de la Patagonia Austral Argentino-Chilena, tanto continental como insular y marina.
4) El presupuesto originalmente anunciado para la CTRT fue de $1.506.931.200 (alrededor de 500 millones de dólares) provistos por el Estado Nacional. Sin embargo, el costo finalmente pautado fue de 2.662 millones de pesos, unos 680 millones de dólares. Esto arroja un valor de 2.833 dólares por kW instalado. Un costo excesivo, más del doble comparado con los valores internacionales de las plantas de carbón que oscilan entre los 1.300 y los 1.500 dólares por kW instalado. La Central de Río Turbio cuenta con dos denuncias judiciales por sobreprecio.
5) La instalación de las líneas de alta tensión que se extenderán desde la localidad de Esperanza, al sur de Santa Cruz, hasta Río Turbio suma otros 80 millones de pesos. Este tendido es necesario para conectar la CTRT al SIN (Sistema Interconectado Nacional). Originalmente este tramo del tendido iba a ser pagado
por la provincia de Santa Cruz, hoy son gastos también afrontados por el gobierno nacional.
6) Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) ocupa el cuarto lugar en el ranking de subsidios nacionales del sector energético con $ 471 millones al 30 de Septiembre del 2010 luego de CAMMESA, ENARSA y otros
organismos provinciales. Esto muestra el peso presupuestario a escala nacional que demanda YCRT para intentar poner la mina de carbón en condiciones de producir lo necesario para abastecer a la CTRT.
7) El disparate económico que representa la usina de Río Turbio puede verse en la comparación de los resultados que se pueden obtener si se invierte en energía eólica el monto presupuestario destinado a la construcción de la usina y la inversión necesaria para poner a la mina en condiciones de producción. El
resultado es sorprendente, ya que se puede obtener el doble de la energía eléctrica mediante molinos eólicos con la misma inversión que requiere la usina de Río Turbio de 240 MW.
 
En resumen: el carbón es la peor opción energética, la más contaminante, la más costosa y la que más contribuye al cambio climático. Además, el carbón como fuente de energía genera la contaminación del agua, los suelos, la vegetación y del aire de las zonas aledañas, generando numerosos y graves impactos sobre la salud humana.
 
Bajo cualquier análisis ambiental y económico que se realice acerca de la racionalidad de la construcción de la usina de Río Turbio y su operación, los resultados son altamente negativos. Más allá de los sobreprecios e
irregularidades en el proceso de adjudicación y aprobación del proyecto, los datos y cálculos comprueban que el proyecto no cumple con ningún criterio de racionalidad económica ni ambiental.
 
Adhieren: Asamblea Ambiental de Río Gallegos (Río Gallegos, Santa Cruz), Asociación Amigos en Defensa del Lago Buenos Aires (Los Antiguos, Santa Cruz), Calafate Natural (El Calafate, Santa Cruz), Greenpeace.
 
PARA MÁS INFORMACIÓN VER:
 
El disparate económico del carbón. Proyecto CTRT:
http://www.greenpeace.org/argentina/Global/argentina/report/2010/cambio_climatico/disparate-economico-
carbon-rio-turbio.pdf

martes, 12 de abril de 2011

POR LA PLENA VIGENCIA DE LA LEY DE GLACIARES

Comenzó la campaña, te invitamos a participar!


* comunicando a asambleas, organizaciones,
* en reuniones y eventos,
* divulgando a tus contacto,
* completando el formulario a continuación y pidiendo a tus amigos que tambien lo completen.

Plena vigencia a la ley de glaciares

Todos por los Glaciares Por la plena vigencia de la “Ley de Glaciares” Hoy en la Argentina los glaciares se ven amenazados por un número cada vez mayor de grandes proyectos mineros que avanzan sobre áreas glaciares y periglaciares. Es preciso que ese proceso de destrucción se detenga de inmediato. Es incomprensible que el Gobierno Nacional esté demorando la aplicación de la “Ley de Glaciares”, aprobada en septiembre de 2010. La Ley de Glaciares debe comenzar a ejecutarse sin más demoras e iniciarse de manera urgente las auditorías ambientales sobre los proyectos mineros en ejecución. Los amparos judiciales presentados en la provincia de San Juan, principalmente por la empresa Barrick, que inhiben la aplicación de la ley en esa provincia deben ser resueltos inmediatamente. Es un imperativo moral y un principio de responsabilidad colectiva elemental frente a los derechos de las actuales y próximas generaciones que los impulsores de los amparos, desistan de los mismos y se levanten de inmediato las arbitrarias medidas cautelares que bloquean la ley. Por una política climática seria El calentamiento global producto del incremento constante de las emisiones de gases de efecto invernadero también será la causa de que buena parte de los glaciares de los Andes desaparezcan en el curso de las próximas décadas, y que la totalidad de ellos verán disminuir su volumen de hielo. Es preciso que el Gobierno Nacional adopte una política climática seria, con las apropiadas medidas de reducción de emisiones que le corresponden a nuestro país así como una coherente política en las negociaciones internacionales. Argentina debe promover y apoyar un acuerdo global que limite las emisiones al máximo posible de manera tal de asegurar que el aumento de la temperatura sea muy inferior al aceptado hasta ahora (2°C). Este reclamo está dirigido al Gobierno Nacional, máximo responsable por la deliberada ausencia de políticas de protección a los glaciares, a los gobiernos provinciales y empresas, como la Barrick, que sostienen en los hechos una destructiva prioridad de la minería por sobre la permanencia de los glaciares y el derecho humano al agua.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Cambio Climático: Desafíos globales y locales hacia Cancún (COP 16)

Un desafío global
El Protocolo de Kyoto (1997) es el primer instrumento internacional que fijó metas de reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y constituyó así un primer paso en la correcta dirección, aunque las metas adoptadas estuvieron muy por debajo de las necesarias para enfrentar el cambio climático. Aún así, su falta de implementación, fundamentalmente por la negativa de Estados Unidos a ratificarlo, agravó la situación climática por las demoras en adoptar acciones a nivel global. Esta situación coloca al mundo frente a un desafío de proporciones gigantescas para evitar un cambio climático fuera de control y de características catastróficas.

viernes, 15 de octubre de 2010

10/10/10 - Día Internacional de Soluciones Climáticas

En nuestro país se inscribieron más de 42 eventos en 13 provincias: En Entre Ríos un plan de reforestación con flora nativa 2010-2016 para difundir la necesidad de conservar el bosque nativo como sumidero de carbono; en Jujuy “Cafés” elaborados en cocinas solares, en Río Tercero, Córdoba una bicicleteada por toda la ciudad, con carteles y pancartas haciendo referencia a la necesidad de reducir el consumo de energías no renovables, en Salta una caminata por la ciudad, y actividades de concientización ,en La Plata un proyecto de arte en el cual se concientizará a los platenses sobre lo que se puede hacer diariamente para mitigar el cambio climático. Asimismo, voluntarios de Greenpeace repartirán molinitos de viento e información sobre los impactos del carbón y los beneficios de la energía eólica en las principales plazas y parques de Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Mar del Plata.

viernes, 17 de setiembre de 2010

martes, 13 de julio de 2010

Ciberacción por los glaciares

Parte esencial de la campaña del año pasado en la cual participamos más de 100 organizaciones de todo el país recolectando firmas para resistir el veto presidencial fue la difusión de la Ley de Presupuestos Mínimos y Protección de Glaciares vetada. Por eso queremos explicar la situación actual en la cual se vuelve a presentar ese proyecto de ley en la Cámara de Diputados, al mismo tiempo que ingresa otro proyecto de ley sobre protección de glaciares aprobado con media sanción en el Senado.